La EDUCACIÓN que verdaderamente importa, ES, la que te hace FELIZ.

Datos y más datos, resultados y más resultados, competir y más competir, esta es la educación curricular actual, ya vieja y obsoleta que nos conducirá a seguir obteniendo la misma decadente sociedad individualista, egoísta, ineficiente y nada compasiva.

De ahí vengo y hacia ahí me dirigí durante toda mi vida hasta que me di cuenta a través de mi propio sufrimiento que esa orientación bien infundada hacia el mundo material del consumo y el efímero éxito no me hacía feliz.

Descubrí que todo sigue un plan inteligentemente diseñado para que nos quedemos atrapados en las sensaciones mas básicas en instintivas del ser humano, la comida, el sexo y el dinero infundiendo igualmente la “comercial felicidad” a momentos puntuales y estados bioquímicos dopamínicos que pasan rápidamente y nos dirigen nuevamente a enfocarnos en otro objetivo o meta, incluso sin saborear o disfrutar ese evento tan deseado y confundiendo someramente esa liberación hormonal con la FELICIDAD.

¿Qué son las Emociones, la Mente, la Conciencia?
¿Cuantos Cerebros tenemos?
¿Qué es Vivir en Paz?
¿Qué es el Amor?
¿Qué es la Felicidad y dónde está?
¿Dónde está nuestro Potencial?
¿Es posible o hay alguna probabilidad de ser FELICES si guardamos experiencias negativas en nuestros corazones?

¿Cual es el camino o el primer paso?
Quizás prestar atención a tu respiración.
Quizás la Atención Plena o Mindfulness.

Todavía hay tanto que aprender, que el viaje se muestra apasionante y hermoso.

Javier Alvarez Villaescusa “Fundador y Director de MCC”